Gran Avance contra el COVID-19: La Dexametasona es el primer medicamento que salva vidas

En un amplio estudio, este esteroide ya existente, redujo significativamente la mortalidad de pacientes graves por el coronavirus.

Pub: 16/06/2020 | Ed: 17/06/2020

En un amplio estudio realizado por la Universidad de Oxford (Reino Unido), la dexametasona, un esteroide barato y ampliamente disponible, redujo significativamente las muertes entre los pacientes graves con COVID-19. La noticia la publica la revista Nature, así como Science, en sus sitios Web (16 de Junio de 2020), con motivo de la publicación oficial, ese mismo día, por la Universidad de Oxford.

La investigación, denominada RECOVERY, arrancó en Marzo, listando pacientes de 175 hospitales de Reino Unido, para inscribir a 2.104 que recibieron una dosis baja o moderada de dexametasona (6 mg) por diez días. Ellos fueron comparados con 4.300 pacientes que recibieron atención normal.


Un estudio demuestra que un medicamento ya existente, dexametasona, es de gran ayuda contra el COVID-19
Un estudio demuestra que un medicamento ya existente, dexametasona, es de gran ayuda contra el COVID-19.

Los resultados finales prueban que la efectividad de la dexametasona para evitar la muerte por COVID-19, es poco más de un tercio (35%) de los pacientes con respirador mecánico, y de una quinta parte (20%) en los pacientes con suministro de oxígeno (sin respirador).

Este es el primer resultado efectivo, que se logra desde que se inició la incansable investigación científica y médica para desarrollar o bien encontrar en los existentes (como en este caso), un medicamento que reduzca la incidencia de muertes por COVID-19.

Es muy importante recalcar que el estudio también demuestra, que la dexametasona no tiene beneficio alguno, en pacientes de COVID-19 que no requieren asistencia respiratoria. O sea, es inefectiva en pacientes no estén en condición grave por esta enfermedad.

Tal como el ministro de salud de Costa Rica señala rotundamente, este medicamento no debe ser usado para prevenir COVID-19, ni para pacientes en condición favorable. Es solamente para ser suministrado, bajo muy estricta supervisión médica especializada, a los pacientes en condición grave por complicaciones respiratorias luego de infectarse por el nuevo coronavirus.